Followers

Monday, March 19, 2007

El síndrome de Ulises (fragamento)

"Somos de una familia de clase media. Yo estudié el bachillerato e hice un curso de enfermería en la universidad. Trabajé en un dispensario de salud con las monjas francesas, conocí la lepra y el dengue, pero no pude progresar. Gracias a ese trabajo logré un visado de turismo y aquí estoy desde el año pasado, pero no sé que va a ocurrir. Si la policía me detiene no tengo qué mostrarles y me deportarán, por eso hay que hacer la mayor cantidad de dinero, ¿ entiendes?.

Nunca trabajé con mi cuerpo en Dakar, pero tuve varios hombres. Mi primera vez fue a los trece años con un profesor de la escuela. Lo encontré por casualidad y nos bañamos juntos. Me gustaba su voz. Lo hicimos muchas veces en los baños de los cines o en su automóvil, hasta que su esposa lo supo y vino a hablar conmigo. Amenazó con hacerme expulsar del colegio y hablarle a mis padres. Dejé de verlo, pues comprendí que ella tenía razón. Uno no debe meterse con hombres ajenos a no ser que pueda o deba obtener algo a cambio, como ahora. Luego tuve un novio policía que me hacía regalos extraños de las bodegas de objetos robados. Una vez llegó a casa con un ventilador, otro día trajo una tostadora. Mis padres le temían, pues bebía demasiado. Lo dejé cuando supe que tenía esposa y tres hijos en su pueblo natal. Después trabajé en la enfermería de un hotel, cerca del aeropuerto, y una noche me fui a la cama con un técnico francés. Me dió sus datos en París y me dijo que podía ayudarme. Habló de las oportunidades que tendría en una ciudad europea. Esto lo dijo antes de irnos a su cuarto, pero luego, cuando llegué aquí y lo llamé, ya no se acordaba, así que yo también lo olvidé. Los franceses se llevaron las riquezas de nuestro país y nos abandonaron. Dejaron el idioma y una estructura endeble, casas solariegas y portales grandiosos. Hoy las gallinas se pasean por esos portales y en las ventanas hay ropa colgada, Hoy nos desprecian".

Santiago Gamboa (Colombia, 1965)

9 comments:

Lila Magritte said...

Tremendo.

zapa said...

Muestra práctica de realidades reinantes.

Kodama San said...

como dicen por ahí "nadie sabe lo de nadie"

me ha gustado el texto.

Saludos!!

Loredana said...

y los que no aguantaron Francia se vinieron para acá y ahora los pobres, tampoco quieren Québec.


viven en duelo.

Adam & Eva said...

buen texto

Flak said...

mmm... la verdad es q mio como... pena? la narración xD

saludos!!

aios

Manuela said...

Es un texto cínico, al menos, desesperanzado, pero hermoso.
Abrazos

Una de las Moiras...¿O Gorgona? said...

Me ha gustado lo que he visto aquí. Soy muy
A) Distraida
B) Tonta
C) Con poca capacidad de abstracción
D) Todas las anteriores...

O porqué aún no logro hilar la historia con el título Síndrome de Ulises?

Por otro lado, gusto de toda disertación que hable de la Soledad.

Saludos!

Raquel Olvera said...

Pero un día durmienron con nosotros. ¿No es cierto?