Followers

Saturday, November 01, 2008

Comparación

"Ninguna filosofía, ningún análisis, ningún aforismo, por profundos que sean, pueden compararse en intensidad, en plenitud de significado, con una historia bien contada".

Hannah Arendt (Alemania, 1906-1975)

11 comments:

Trini said...

Imagino que dependerá del cariz de la historia y de la gracia del narrador.

Un abrazo

AriaDna ♥ said...

supongo que según se cuente la historia

un beso

TERESA said...

No se pone el mismo sentimiento en ello...

Máximo Ballester said...

Es que una historia bien contada tiene una intensidad única comparable a vivir el momento que se está leyendo como propio. Una historia bien contada nos lleva apretados de la mano y -lo bueno- es que no sabemos cuándo ni dónde va a soltarnos.

Gwynette said...

..nada más y nada menos.
Siempre pienso que una história está bien escrita cuando al leerla, no te fijas ni en los puntos ni las comas porque la acción, si está bien contada, va sola...:-)

Besitos

Abril Lech said...

Una directora de televisión con quien trabajé muchas veces decía lo mismo. Y agregaba: ¡Usen todos los sentidos!

Rembrandt said...

Una historia bien contada nos transporta en tiempo y espacio, sin olvidar que junto viajan nuestros sentimientos.

Te beso

belita said...

Absolutamente real.

Besos

MAR said...

DEBE SER...
BESOS PARA TI.
MAR

EL HIPPIE VIEJO said...

No conozco a Hannah Arendt
pero estoy de acuerdo con lo que dice.
bien contada la historia... es una historia, no sé si me explico.

--------

Estimado Fernando
digale a su amigo Pierino que los dos centrales(Paletta y Cáceres) levantaron muchísimo el nível de juego,
de allí esta levantada del equipo.
Aparte,
los pibes tienen "hambre" y corren muchísimo.
No estamos para tirar manteca al techo,
tampoco para juntarla del piso...
estamos ahí...
impensado hace unos días!

Muchos saludos!

Adal

Noe Accorinti said...

Uyy que perdida estoy por Dios... Empecé a trabajar hace un par de semanas y chau... entre el estudio y el trabajo no me queda nada de tiempo para mí. Pero siempre, siempre para tu Blog un tiempo me hago :D

¡Un beso re gigante!